No sólo para distraerte sirve el Turismo, sino que también puede beneficiar tu salud

Unos granos, algunas especias, aceite, sal, y fuego. Si piensas que se trata de alguna receta o un exquisito platillo, pues estás equivocado, ya que son ingredientes que se usan para lograr alguna receta ancestral con la que, incluso en nuestros días se puede curar el mal de ojo en niños, o en adultos. Y es que, ni observándolos de manera forma objetiva y en sí mismos estos elementos no contienen algún poder en su máxima humildad. Pero si estos son animados con anterioridad por medio de oraciones rituales, y son hechas cargadas de energías y pronunciadas por un dotado o profesional, entonces el efecto será otro.

El turismo y su posibilidad de conocer lo místico de los pueblos

En nuestros días, el turismo cuenta con una amplia posibilidad al momento de elegir lo que deseamos hacer, es por ello que también nos brinda la oportunidad de acercarnos a los ambientes y las personas más espirituales de la mano a través del turismo místico. Dicho turismo es una invitación hacia el desarrollo personal y espiritual de cada persona, es una experiencia que se enfoca en el contacto ritual a través de la espiritualidad ancestral.

En nuestros días, el auge y desarrollo de esta categoría turística, ha hecho que las agencias de viajes volteen su mirada con el fin de ofrecer paquetes turísticos que contienen destinos místicos; donde los chamanes de esas tierras se conforman como emprendedores étnico-espirituales. Mientras otras personas también locales ofrecen sus servicios espirituales dentro de los mercados de su país, pero también alrededor del mundo, acompañados de sus exótica artesanía que enriquecen el mercado, y sus poderosas plantas que son utilizadas para los rituales y están cargadas de amplios significados mágico-espirituales, cuyo objetivo es brindar beneficios tanto físicos mentales y económicos.

De este modo, y acompañados con el resurgimiento de conceptos que tuvieron sus orígenes en la década de los 60, conocidos como New Age donde se estimula a las personas a ir en una búsqueda individual pero cargada de subjetivismo por la esencia espiritual de la que estamos rodeados en todo el cosmos, siendo esta la forma en la que estas culturas que suelen ser tan diversas han podido continuar con las prácticas milenarias con la idea fiel de uniformizarlas, y con ello alcanzar la misma esencia tanto de los incas peruanos, o los hinduistas de la India, fundamentando la mezcla ligeramente con la filosofía védica y la Física Cuántica más la cosmovisión andina.

Para quien cuenta con una férrea creencia en ello, esto sólo se trata de fe, sobre todas las cosas y es por ello que deciden acudir convencidos a dichos sitios pues su fin es alcanzar la curación de diversos aspectos de su vida espiritual. Mientras que otros solo se conforman con visitar para satisfacer su curiosidad humana o enriquecer su conocimiento, sólo intentando comprenderlo más allá de juzgarlo, por ello se enfocan en escuchar, callar y observar y de este modo cultivarse.