Los expertos asegura que el turismo es un fenómeno social que no solo se refiere a aspectos económicos

El como lo conocemos, viene a ser un fenómeno social de la era moderna que impone una verdadera importancia dentro de la economía mundial, y ello incluye a todos los continentes.

En el caso de los países en vías de desarrollo, la destinación de más recursos tanto en términos materiales como humanos, se trata de un hecho que no se puede postergar, si lo que se busca propiciar el desarrollo de dicha actividad con el objetivo de fomentar una alternativa socio-económica, sobre todo en las distintas áreas rurales de dichos países.

El turismo se trata de un hecho social cuya característica principal es su complejidad; haciendo hincapié en que se le considera una alternativa socio-económica que es capaz de propiciar la integración de los distintos sectores sociales que se ubican en espacios geográficos a los que se les denomina medios rurales. Esta actividad viene a representar una diversidad de tipologías.

Se podría hablar de turismo de masas, turismo de enclave, turismo social, turismo rural comunitario, entre otras distintas denominaciones. Lo que sí es cierto, es que el turismo se trata de un fenómeno social que no se circunscribe solo al sector económico, que también se encuentra relacionado en gran parte con la actividad cultural,  social, de educación, medioambiente, la tecnología, entre otros. 

Ante ello, Miguel Ledhesma quien es el presidente de la Alianza Latinoamericana de Periodistas Turísticos, señala que si se minimiza el turismo hasta solo ser una mera actividad económica, pensando únicamente en vender y en buscar el lucro, entonces “se hace mucho daño” al entorno.

Ledhesma concibe el turismo como un fenómeno social que es desarrollado en un contexto, y es por ello que al escribir sobre los distintos destinos, los periodistas turísticos deben tomar en consideración todas las aristas: tanto polí­ticas, como culturales, religiosas, entre otras.

El mismo lamentó de que suela pensarse que los temas referentes al turismo sólo puedan ser manejados  por las organizaciones, o que todo depende de un determinado territorio, o de la economía, ante ello subraya:  “pero no nos damos cuenta de que cada uno de nosotros hacemos a la actividad turística, trabajemos en ella o no, seamos turistas o no, todos tenemos que ver con la actividad turística”.

Ledhesma, quien llegó a participar en Quito durante el I Encuentro Internacional de Comunicación Turística que fue organizado por el Ayuntamiento, llegó a apuntar que el periodista turístico cuenta con una “responsabilidad muy grande” ante la sociedad, y que este debe mantener una “actitud profesional y ética”.

“La ética tiene que ser la que siempre marque el camino para que uno no se pierda con los encantos económicos u otras conveniencias”, mencionó Ledhesma, quien también es presidente del Comité Internacional de Ética de Periodistas Turísticos.

Finalmente, debemos mantener siempre presente que el turismo, también denominado por muchos el “acontecimiento del siglo”, no deja de ser un fenómeno social y económico de gran complejidad, reflejando su gran magnitud en sus resultados con el paso de los años.