Los avances sociales y económicos sientan sus bases en la evolución del turismo

Según datos registrados el año pasado por la Organización Mundial del Turismo, en todo el mundo se registraron alrededor de 1.400 millones de arribos turísticos, con lo cual significa que ello es el equivalente a ⅙ parte del total de la población mundial. 

Razones más, para no sólo desear ir por ejemplo a España a darle las gracia por medio de una oración a fray Leopoldo por ello, sino que es una muestra de lo relevante de dicha industria puesto que es la responsable directa de unos 120 millones de empleos con lo cual el aporte directo al PIB mundial se establece en unos dos billones de dólares. 

En cuanto a las actividades que surgen como consecuencia directa de de la práctica turística encontramos a las agencias de viaje, los restaurantes, hoteles, transporte para turistas, actividades de ocio, entre otros; tienen la oportunidad de traer consigo la inversión tanto privada, como pública. 

Crecimiento del turismo 

Si nos remontamos a las últimas décadas, el sector turismo se ha visto incrementado en gran manera y de esa misma forma se ha diversificado, situación que lo ha llevado a ser el sector económico que crece a mayor velocidad. Desde siempre, el turismo se ha encontrado ligado al desarrollo de las regiones, siendo esta la razón por la que cada vez se incrementan más los lugares dispuestos para tal actividad. Dicho comportamiento ha hecho del turismo un motor clave para el progreso socioeconómico a nivel mundial. 

Turismo y petróleo

En otras épocas el petróleo era conocido como el más alto generador de ingresos a ciertas economías, pero de un tiempo para acá, el turismo se ha equiparado incluso superando sectores como el automovilístico y el alimentario. De esta manera, el sector turismo se presenta como uno de los actores principales a nivel internacional con lo que representa una de las fuentes principales de ingreso a gran cantidad de países que aún se encuentran con miras a un desarrollo sostenible. Sumado a ello, este crecimiento es simultáneo al incremento de la competencia entre los destinos y su diversificación. 

En cuanto a los países industrializados, el crecimiento del turismo ha sido de gran beneficio sobretodo en términos económicos y de empleo para numerosos sectores como por ejemplo el de la construcción, telecomunicaciones, y hasta para la agricultura. Pero claro, todo ello va a depender de las rentas y la calidad que ofrezcan los servicios de las empresas turísticas. Para ello la Organización Mundial del Turismo se encarga de brindar ayuda a los diferentes destinos que así lo requieran y de esta manera alcanzan un excelente posicionamiento de manera sostenible tanto nacional como internacionalmente.  

Siendo un organismo dedicado al turismo y que depende de las Naciones Unidas, este hace hincapié en que los países que aún se encuentran en desarrollo ya que estos pueden alcanzan generosos beneficios, sobretodo si se trata de turismo sostenible con lo cual dicho organismo interviene para que así sea.