Joyerías emblemáticas de artesanía industrial de la mano de los grandes, Joyerías Tous

Hablar de artesanía en líneas generales nos lleva a pensar en objetos hechos a mano y que cuentan con una baja producción. Pero en este caso, estamos haciendo referencia a la mayor fábrica de joyería de España, en la misma cohabitan en la actualidad lo que se conoce en última tecnología de electroforming, el mismo es un proceso químico donde se aplica la electrólisis para la construcción de joyas sobre una base ligera; con la microfusión, o también conocida como la fundición a la cera perdida, esta es la misma técnica empleada ya por los griegos y romanos al momento de hacer joyas.

Y es que en Manresa, aunque no muy distante de donde Tous siempre se ha mantenido en pie, esta empresa de índole familiar decidió construir hace unos años su más reciente fábrica de joyería, la misma cuenta con casi 4.000 metros cuadrados, y es de allí de donde se distribuye al menos el 40% de su producción. En esta sede hasta ahora se han invertido unos cinco millones de euros. De acuerdo a las palabras de Rosa Tous Oriol, quien es la vicepresidenta de la empresa: “Para seguir abriendo un centenar de tiendas al año, necesitábamos invertir en la producción”. La empresa dirigida actualmente por Alba Tous, cuenta con 622 tiendas en 53 países, de las cuales 233 dentro de España, y 389 fuera del país; adicionalmente un canal digital aporta en la actualidad el 6% de las ventas.

Y es que las técnicas empleadas por Tous para el diseño y fabricación de sus joyas, ya cuenta con dos décadas con ellos, lo que la hace pionera en lo referente a la joyería electroforming con el fin de poder elaborar piezas que cuentan con un gran tamaño pero con un peso bastante ligero ya que por ejemplo, una oreja no soporta una joya con un peso mayor a 7 gramos. Inicialmente se realizaban trabajos con un taller ubicado en Barcelona, lugar que terminaron adquiriendo, para más tarde trasladarse a esta fábrica de nueva construcción.

“Somos la única fábrica de electroforming para joyería en España, quizás hay dos o tres en Europa”, señala Rosa Tous. Quien por su parte acotó que la compañía para el 2017 facturó alrededor de 446 millones, y el 70% solo es correspondiente a la joyería, ya que el resto se le atribuye a bolsos, complementos, entre otros. El grupo cuenta con una plantilla de 3.500 personas; de los cuales 750 se encuentran en las áreas corporativa e industrial.

Crecimiento

En los talleres de Tous cada año se fabrica aproximadamente un millón de piezas, de las cuales dos tercios se realizan en microfusión; y un tercio por electroforming, señala Raúl López, quien es el director de la fábrica, en la que trabajan 85 personas.

En el caso de la microfusión, esta inicia por una primera pieza que es realizada a mano o también en impresora 3D. A partir de esta se genera un molde de caucho de donde se obtendrá una versión de la misma hecha en cera. A partir de las piezas de cera es cuando se construye un árbol que se colocara dentro de un cilindro, este es llenado con yeso que es solidificado en un horno, y una vez que se funde la cera, el vacío que queda es rellenado con metal, bien sea oro o plata. Concluido ese proceso, se limpia el yeso, quedando un árbol de joyas, que debe ser cortado, desbastado, montado y pulido a mano, cada una de las piezas.

Cuando se trata de la aplicación del electroforming, este consiste en la creación de piezas de hasta 400 micras de grueso, de oro o plata, a través de un proceso químico de electrólisis que se encarga de depositar partículas de metal sobre una base, la misma es cortada en metacrilato o impresa en 3D, para luego ser recubierta de pintura conductiva o peltre, para luego ser fundido.

Cuando se realiza el electroforming, se deben montar estructuras con todas las piezas base, colgadas en unos racks y organizados en carruseles, que se sumergen en las cubetas químicas. Este es el mismo proceso químico que se emplea para las joyas de vermeil, ya que estas llevan un baño de oro sobre una base de plata, aunque con electroforming se consigue un grueso cien veces mayor, y el tiempo que dura el proceso también es más elevado.