Cómo viajar con las joyas en la maleta

Una vez que ha llegado el verano, nos encontramos listos para las vacaciones estivales. Ya hemos elegido el destino, la planificación esta hecha, pero al momento de hacer nuestro equipaje, queremos llevarnos nuestras joyas pero no sabemos cómo empaquetarlas, ni cómo transportarlas para no perderlas.

Viajar con las joyas de forma segura

En la actualidad, las joyas tanto de las mujeres, como de los hombres forman parte cada vez más, de los looks al momento de vestirse, asegura la experta en moda y joyas Rosa Tous. De manera que, cuando vamos de vacaciones nos planteamos si debemos prescindir de nuestras piezas de joyería y de esta manera evitar posibles contratiempos durante el traslado. Por ello no debemos preocuparnos, ya que tomando medidas que sean oportunas, nuestras joyas pueden acompañarnos en todas nuestras aventuras.

Generalmente el equipaje y los enseres deben viajar de la forma más segura posible más allá del tipo de maleta o bolso que tengamos y la duración del viaje. En tal sentido debemos pensar cómo colocar los objetos personales y cómo dividirlos de acuerdo a los bultos que se transporten. De esta manera se condiciona el lugar donde debes llevar las joyas.

La recomendación es que nuestras piezas de joyería preferidas viajen siempre lo más cerca posible de nosotros, así que debemos transportarlas en un bolso de mano o maleta de cabina, lo que garantiza tener las joyas lo más vigiladas posibles.

Un neceser para las joyas

Consideremos que si hemos decidido guardar las joyas en la maleta que viaja en la bodega del avión o en el maletero de un autobús, las perdemos de vista. Y si a ello se le suma que en verano la afluencia de viajeros se incrementa en las estaciones y aeropuertos, las probabilidades de que tu maleta se extravíe se multiplican.

Algunos consejos con lo que evitamos que las joyas se dañen al viajar

Si se viaja con joyas de plata, oro o piedras preciosas, siempre será necesario tomar una serie de medidas para empaquetarlas y de esta manera evitar roces o que se estropeen. Cuando una joya se fricciona con otra o se golpea entre cristales, podría resultar en una ingrata sorpresa cuando se llega al destino y abre el joyero.

De modo que el transporte ideal para las joyas es dentro de su caja original, así tendremos la seguridad plena de que llegan en perfecto estado. Sabemos que en oportunidades debemos viajar con maletas pequeñas, por lo que debemos ahorrar espacio, por lo que una bolsa de tela o de plástico podría ser la mejor opción al momento de guardarlas y que todas permanezcan juntas en el equipaje.

Cada anillo en su caja original, es la mejor idea al momento de viajar

Ciertamente lo que buscamos es que las joyas no se desperdiguen entre la maleta, pero también tratamos de evitar fricciones de unas con otras ya que podría surgir arañazos entre metales, golpes entre cristales y piedras preciosas o manchas de color en las piezas de joyería. La recomendación es clasificar las joyas de acuerdo al material con el que se han fabricado y de acuerdo a su fragilidad. Después se agrupan y guardan en pequeñas bolsas de tela o terciopelo.