¿Aún estás en cuarentena? estas son las cosas que puedes hacer

Si hemos pasado la mitad de nuestras vidas quejándonos de que no hemos tenido tiempo de hacer gran variedad de cosas pues estamos trabajando o estudiando, este es el momento ideal e irrepetible para que nos dediquemos a realizarlas. Algunas de nuestras recomendaciones son evidentes y convencionales, mientras que otras no tanto, y lo mejor es que pueden ser realizadas solos o en compañía, con o sin tecnología. 

Para estar entretenidos, relajados y ocupar el ocio

  • Ir al armario y sacar los rompecabezas y juegos de mesa, a los que podemos adicionarles retos que se asocien a lavar loza, arreglar la casa o cocinar. 
  • Colorear mandalas.
  • Si no te has atrevido o eres el rey de los juegos de consola, este es el momento de ser la estrella, pues además implican movimiento físico.
  • Meditar, practicar yoga, pilates o cualquier otra actividad que se adapte a tus gustos y circunstancias.
  • Hacer lectura de novelas, poesía, ficción o biografías de aquellas personas que admiramos.
  • Retomar todas esas aficiones que tanto te gustan como la pintura, dibujo, escultura, diseño, fotografía, costura o bordado.

Mantener la salud  

  • Estar pendiente de nuestra hidratación, mientras nos alimentamos de manera sana y podemos dormir “a pierna suelta” si tanto lo deseamos. 
  • La actividad física puede ser mantenida de la manera en que prefiramos.
  • Hacer la limpieza y desinfección de las superficies en el hogar.
  • Bajar archivos del celular al computador y de esta manera liberar espacio de memoria. 
  • Actualizar y perfeccionar la hoja de vida, y de las redes sociales
  • Crear, organizar o actualizar sus listas de música 
  • Limpiar, organizar y/o reparar, y también regalar esas cosas que ya no estamos usando. 
  • Organizar la biblioteca.
  • Hacer de nuestro hogar uno más sostenible: por ejemplo, crear colectores de agua lluvia. 

Relación con los otros 

  • Organizar grupos de lectura y luego compartir sobre el mismo, presencial o virtualmente.
  • Escribir una carta de una o dos páginas, de su puño y letra, para alguien de quien te encuentres muy agradecido, esté vivo o no, en donde le expreses lo que siente.
  • Hablar con un amigo o ser querido cada día, sobre todo con aquellos a los que hace tiempo no contactabas debido al ritmo de vida que venían llevando.
  • Habla de lo que sientes en ambientes seguros, con familiares o amigos.
  • Crea y comparte el álbum genealógico de la familia. 
  • Buscar la manera de vincularse y participar en un voluntariado
  • Compartir con familiares y amigos distantes a través de videoencuentros.
  • Crear un google Doc como documento a fin de compartir con amigos, familiares o colegas sobre determinado tema.

Mejoramiento – Aprendizaje

  • Escribir un diario en donde se plasme lo que sentimos, vivimos y estamos experimentando en medio de esta novedosa situación, nos servirá como purgante psicológico, y como una fuente de reflexión y acción para el futuro.
  • Hacer una carta para nuestro yo del futuro.
  • Practicar recetas de cocina. 
  • Realizar cursos online o revisar tutoriales en YouTube
  • Crear un documento visual, escrito o ambos, con secuencia cronológica que refleje su propia vida o biografía. 
  • Aprender o perfeccionar un idioma.
  • Practicar o aprender algún tipo de baile que nos agrade  
  • Diseñar o dirigir nuestro propio webinar o canal virtual.
  • Escribir artículos, crear nuestro propio sitio virtual en el que podamos compartir con otros sobre lo que sabemos y nos apasiona.