Ahorro de agua en instalaciones turísticas

Los hoteles por sus niveles de actividad son de los que tienen un impacto elevado en cuanto al consumo de energía y de agua, especialmente aquellos complejos de turismo veraniego y los de ocio, los cuales ofrecen ciertas atracciones y actividades que pueden generar un verdadero impacto en el ambiente. Pero todo esto está cambiando, ya que son más las cadenas hoteleras que buscan tener un consumo responsable, buscando nuevas formas para el ahorro y aprovechamiento de todos los recursos que pueden perjudicar al ambiente. Encontrar redes de apoyo con este tema puede ser complicado, pero en las opiniones Star Holding se detallan todos los usos y funciones de los filtros que ayudan a tener una eficiencia con el agua sin importar el tipo de actividad.

Cuando se habla de un hotel medio, en cuanto a la explotación se tiene una influencia de la energía en 15%, mientras que del agua se habla del 5%. Teniendo una buena gestión de los recursos se pueden tener muchos beneficios en cuanto a la imagen del hotel, la economía y el respeto medioambiental. Dependiendo de la categoría del hotel y la tipología del mismo, se tendrá un consumo de agua variable entre 200 y 500 litros por día y cliente. El reparto del agua dependerá del diseño y construcción del mismo, ya que no será lo mismo un hotel de negocios a un hotel que tenga piscinas, spa, zonas verdes, etc.

El consumo más importante está en las habitaciones, pudiendo ser entre el 70-90% del total. La utilización de todos los dispositivos disponibles en las mismas repercute de manera directa en el consumo total de agua del hotel, siendo un costo para la empresa. Si hablamos del ahorro energético podemos hacer referencia al 25% del costo total energético en un hotel, por lo que se puede tener una buena reducción en la factura energética y de agua de forma sencilla.

La buena gestión también tiene una influencia en los costos operativos, con los que se puede lograr hasta un 50% de reducción del consumo de agua. Actualmente estamos ante una crisis de recursos, los que no son bien aprovechados o mal utilizados teniendo repercusiones en las personas y los ecosistemas. Además es un movimiento que más empresas y cadenas hoteleras están poniendo en práctica, teniendo una buena receptividad por parte de los consumidores, quienes se preocupan por el impacto de estas actividades.

Para lograr el éxito muchas empresas ahora hacen de algo obligatorio el tener planes de gestión integral del agua así como planes de gestión energética. Dentro de los aspectos que forman estos planes se tiene la implantacion de tecnologias eficientes, como puntos de consumo, control y bombeo. Incluir todas las instalaciones hídricas dentro del plan de mantenimiento del hotel, así como estudiar proyectos para la optimización periódica de dichas instalaciones. No dejar a un lado el estudio de proyectos y avances sobre la reutilización de aguas grises generadas dentro de las instalaciones. Y por último, concientizar y sensibilizar a los empleados para un uso eficiente del agua.

Deja un comentario